El Colón se suma al dolor por la muerte de nuestra compañera Laura Luelmo

img-20181218-wa00001

 

Toda la comunidad educativa del IES Cristobal Colón se unió al dolor y la condena por la muerte de nuestra compañera Laura Luelmo, que fue asesinada en Huelva hace unos días. Reunidos en el vestíbulo central del instituto, diversos alumnos y alumnas leyeron el manifiesto que había redactado la profesora Inés Lozano Villarán y después guardamos cinco minutos de silencio.

 

Manifiesto en la muerte de Laura Luelmo

Laura no es un número que engrose las estadísticas de muertes violentas de nuestro país.

Con 26 años, ya había estudiado Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, un máster en Diseño en la Complutense y otro posgrado para ser profesora de secundaria en la Universidad de Valencia. Incluso ya había cruzado los mares para exhibir su talento y realizado dos exposiciones en la Universidad de las Américas en Puebla (México). Hablaba español, inglés, italiano, valenciano…

Y quiso entregar su sabiduría, su arte y su juventud a la lucha feminista y a la enseñanza.

Este año apenas hace dos semanas ejercería de profesora en Nerva y se trasladaría a El Campillo, un pequeño pueblo del Andévalo de Huelva. Sin saberlo, se fue a vivir frente a un asesino condenado por violencia de género y delitos sexuales. No sabemos aún si fue él. Si sabemos que su muerte fue violenta, si no hay reinserción real de asesinos y violadores seremos nosotras las condenadas a padecer sus atroces actos una y otra vez.

Laura era la brava mujer que retuiteó en enero de 2015 un mensaje que, ahora que su nombre es trending topic, eriza la piel: “Te enseñan a no ir sola por sitio oscuros en vez de enseñar a los monstruos a no serlo. Ese es el problema”. Ella nunca dejó ser la chica valiente que salió a correr sola, por el lugar en el que se acababa de mudar. ¡Las mujeres no queremos ser valientes, queremos ser libres!

Hoy estamos aquí honrando su vida, su derecho y el nuestro a correr solas, a viajar solas, a vestirnos como queramos, a hacerlo sin temer que nadie nos arrebate la vida, la voluntad, ni el deseo… No habrá justicia para Laura porque no hay condena que conmute la muerte…

Y dijo Laura también: “Resurgiendo lentamente, uniendo burbuja a burbuja, pretendo llegar a crear una agradable capa de espuma…”. Ojalá todos y todas seamos esas burbujas que aíslen a los violentes y formemos una capa de agradable espuma donde mujeres y hombres podamos vivir sin violencia, o seguiremos como ahora… no habrá vida para las mujeres y solo nos quedará la supervivencia…

Inés Lozano Villarán

Deje un comentario

Funciona con WordPress