García Teresa y la fidelidad de la palabra

Alberto García Teresa. ¿Quién? El poeta.

Hablan estudiantes de Bachillerato y, sin saberlo, acaban de dibujar el más breve relato de una persona. O no. La importancia de nombrar a las personas.

En Alberto García Teresa encontramos al madrileño de Vallecas que salió de casa queriendo ser compositor de música heavy y ha llegado a su destino a través de versos cargados de literatura y de vida. En el encuentro mantenido en las Jornadas sociales ‘Doñana, hacia la transición ecológica’, no ha precisado si conquistó a la chica a la que quería dedicar sus sones, pero sí nos consta que lo ha hecho con los alumnos que entraron algo apoltronados en el aula y salieron vibrantes y asombrados. Total… todo por un tipo de nariz afilada, de mirada miope, de apariencia enlutada y voz delicada… al que la vida le restalla por dentro, desde adentro.

La agudeza, la emoción, la inteligencia, el amor… Esa pasión que transforma su voz y su cuerpo marca su poesía y la hace incendiaria, contagiosa. Lo ha demostrado en el IES Cristóbal Colón con unos globos y ante más de medio centenar de alumnos: la poesía mancha, y pone la piel de gallina. En su caso, convierten, digamos 1,75 centímetros de poeta oficial en un testimonio rotundo de una existencia que gasta modales pacientes y amables para soltar a borbotones interrogantes, ideas y sentimientos.

Ojo con las apariencias, hay palabras que son armas y poetas que son ingenios explosivos y ofensivos. ¿De qué otro modo enfrentarse a la vida sino «a dentelladas»?

Te invitamos a escuchar la entrevista a Alberto García Teresa realizada por estudiantes de nuestro centro, en el marco del programa Impulsa.

Alberto García Teresa, en el encuentro con alumnos del Colón.

El poeta explica cómo dar ‘aire’ a la poesía.

Estudiantes insuflan aire a la imaginación.

La profesora Clarines Rodríguez-Waflar y García Teresa. Se va, pero su voz seguirá resonando en nuestros oídos.

Deje un comentario

Funciona con WordPress